Temas Busca lo que quieras

Blog | Diseño

El diseño es funcionalidad

| 23 de octubre de 2018

Hoy os traigo una de esas entradas que me sirven para calmar ligeramente los nervios. Y es que últimamente estoy viendo cosas que hacen que mis clases de aikido merezcan la pena.

No es que vaya a contar algo nuevo. No voy a abrir un libro lleno de secretos que nadie antes había contado. Simplemente voy a abrir la caja de Pandora.

Hace tiempo que veo que gente cualificada para realizar una tarea se ve relegada a un segundo plano porque hay otra que, a pesar de no estar preparada (y además de forma bastante evidente ante unos ojos críticos), tiene un mayor poder de persuasión.

Imagen de webandi

Y por supuesto luego están los diseñadores, que trazan destinos.

“Un diseñador traza destinos”

Creo que jamás me he reído tanto en una clase. Esto es una cita de una profesora que tuve en uno de los estudios que cursé. El primer día de clase de un primer curso llegó y soltó eso. Y nadie dijo nada en ese momento. De hecho creía que había pasado bastante desapercibida esa afirmación.

Fue pasando el tiempo y los cursos con él. Me di cuenta de que no fue una afirmación en vano. De verdad creía eso. Y por supuesto hacía que sus alumnos lo creyesen. Es más, ese curso en concreto no era para formar diseñadores y todos pensaban que iban a salir de allí haciendo diseños dignos de cítese_el_diseñador_de_moda_del_momento.

Creía que era un hecho aislado de ese sitio, la verdad. Más bien un hecho aislado de las escuelas de arte y (superiores) de diseño. Pero no. No solamente aquellas personas que se forman en aspectos técnicos del diseño  creen que son diseñadores, sino que gente que no se ha formado también se lo autodeclara.

Me gustaría destacar que la formación no es la reglada sino también incluyo la autodidacta, que en muchos casos es más completa (aunque incluye menos terminología técnica y bases teóricas, pero eso es otro tema).

Si no funciona no es diseño

En realidad podría resumir que un diseñador no es alguien que hace algo bonito. Ni siquiera es alguien que siempre contenta a quien le contrata.

Un diseñador es una persona que crea algo que funciona. Y el destino… bueno, eso no tiene nada que ver con el diseño.

Solo hay diseño si hay un problema. Y no es porque el diseñador se dedique a encontrar problemas, sino porque se dedica a solucionarlos. Si se crea una “solución” que crea otros problemas alternativos no es un buen diseño, sino un parche, una solución temporal, hasta que ese problema sea tan inestable que haya que parchearlo de nuevo.

Al final solo es una cuestión de nomenclatura

El fondo de todo esto solo tiene que ver con la denominación. A veces que nos hacemos y otras que nos hacen.

Sinceramente, creo que resolver problemas, crear cosas que funcionen es el fin de todas aquellas personas (como desarrolladores, ingenieros, consultores…) que a fin de cuentas nos dedicamos a planificar, ejecutar y solventar.

Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *