Blog | ,

El movimiento de las Tiny Houses

Ana Amelia Patiño Esteo | 20 de junio de 2016

En anteriores entradas estuvimos hablando sobre el diseño del interior en el transporte y más concretamente de las caravanas. Hoy, vamos a tratar un tema que tiene mucho que ver y que se podría clasificar como un movimiento en sí mismo dentro de las viviendas en movimiento, las Tiny Houses.

Para comenzar, hablemos sobre qué es, para luego poder seguir por la razón de su existencia, cuándo surgió y dónde. Finalmente trataremos de reflexionar si es un movimiento que nos pilla cerca, o por el contrario si lo veremos solo si salimos fuera del país.

Las también denominadas micro-casas pertenecen a un movimiento en el que se pretende tener todas las utilidades de una vivienda en el espacio mínimo, por lo que utilizan el lema tan conocido del minimalismo “Less is more”. A través de esta filosofía de vida podemos observar que no es simplemente que se tenga menos por necesidad de espacio, nada más lejos de la realidad, ya que son viviendas que pretenden estar en un espacio natural, más rural, dejando a un lado lo cosmopolita y urbanita de los pisos cada vez más reducidos de las grandes ciudades. Hay que destacar, que aemás de este concepto, últimamente muchos diseñadores y arquitectos han comenzado a trabajar con este concepto para sus propios estudios, encontrando una sala de trabajo en la propia vivienda o un estudio de reducidas dimensiones.

Este movimiento comenzó a darse en EEUU a finales de los años 70 y principios de los 80 pero poco a poco se ha ido expandiendo, primero a lugares donde realmente el espacio escaseaba, como Japón, y luego por el resto del mundo. Hoy en día es un tipo de vivienda que se utiliza sobre todo por personas que prefieren prescindir de algunos objetos materiales viviendo tan solo con lo básico que necesitan. Además, también se está relacionando con el movimiento de las Pasive-Houses (de las que hablaremos más adelante), es decir, viviendas que son energéticamente autosuficientes.

Por último hablemos del panorama actual cercano sobre este tipo de espacios. En España podemos encontrar este tipo de viviendas con bastante frecuencia, de hecho cada vez aparecen más despachos de arquitectura e interiorismo que se dedican a ofrecer este tipo de servicios, eso sí, con la ya mencionada etiqueta de Pasive House. No obstante es algo que viene marcado dentro de nosotros y la forma de vivir de nuestros antepasados, ya que las viviendas del mediterráneo, de no muy grandes dimensiones y acabados sutiles ha servido de inspiración para grandes arquitectos que luego trabajarían este concepto de micro-casa (aunque no lo denominaran como tal), como Le Corbusier y sus Unidades de habitaciones, en las que, con poco espacio y sus proporciones generaba viviendas totalmente asequibles.

Por lo tanto, podemos darnos cuenta de que realmente no es un concepto nuevo al uso aunque haya quedado rezagado entre los aires de grandilocuencia de algunos de los precedentes más inmediatos. Y es que algo por muy novedoso que sea tiene unas bases bien asentadas dentro de la cultura y la pragmaticidad de los espacios.

Porque el diseño no es más que la funcionalidad vagamente dejada llevar por el arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *