Temas ¿No encuentras algo?

Suscríbete

Seleccione todas las formas en que le gustaría recibir noticias de LC3:

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

Usamos MailChimp como nuestra plataforma de comercialización. Al hacer clic a continuación para suscribirse, usted acepta que su información se transfiera a MailChimp para su procesamiento. Conozca más sobre las prácticas de privacidad de MailChimp aquí.

Arquitectura e interiores | Blog

El transporte en el diseño

Ana Amelia Patiño Esteo | 04 de noviembre de 2015

En esta entrada hablaremos sobre la importancia del diseño en el transporte y sobre todo cómo se ha llegado hasta este punto de la necesidad de un diseñador para salvar las necesidades de algunos individuos al transportarse. De esta manera responderemos a las siguientes preguntas de forma genérica (y que seguidamente, en otras entradas concretaremos) de ¿quién se transporta? ¿cómo? ¿cuándo lo hace? ¿y por qué?

Los medios de transporte son aquellos que permiten el traslado de personas o bienes de un lugar a otro. Hay cuatro modos de transporte principales: acuático, terrestre (por carreteras o caminos y ferrocarril) y aéreo.

Hablaremos principalmente del traslado de personas (con su correspondientes bienes), más que de bienes en general, ya que aunque estos también son un punto fuerte para el cual diseñar, en principio nos resulta más interesante por los temas a tratar el transporte de personas. Esto es porque además de optimizar el espacio al máximo, se tiene que pensar en la economía de recursos, tanto del medio de transporte como en la realización de la actividad humana del usuario, como en otros aspectos importantes como son la ergonomía o la ambientación.

De esta forma podemos destacar algunos medios específicos (que iremos tratando más adelante individualmente) en los diferentes ámbitos como son las embarcaciones (desde aquellas pequeñas embarcaciones de recreo hasta los grandes cruceros), coches, furgonetas, autobuses y caravanas en el ámbito terrestre por carreteras y/o caminos, diferentes tipos de trenes y ferrocarriles así como avionetas y aviones para el medio aéreo.

Como conclusión podemos asumir que hay una necesidad latente por parte de la humanidad de movilizarse, para la cual existen diferentes medios que están diseñados para ellos mismos, lo que no quiere decir que se puedan seguir mejorando mediante nuevos diseños que intenten llegar a un impacto medioambiental tendiente a cero, con la mayor ergonomía para el usuario así como una mejora en los tiempos de transporte del mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *