Temas Busca lo que quieras

Blog | Tipografía y caligrafía

¿Cómo hablar de tipografías? Clasificación Vox

| 30 de mayo de 2017

Para poder hablar de tipografía y definir unos rasgos característicos a lo largo de la historia varios teóricos han realizado un estudio sobre características comunes entre varias clases de tipografías. Uno de ellos, y probablemente el más importante sea Maximilien Vox cuya clasificación veremos hoy.

Clasificación Vox

La Clasificación Vox es una clasificación realizada por Maximilien Vox en 1954 y que fue adoptada por la Asociación Tipográfica Internacional (ATPY) en 1962.

La creación de esta clasificación se basa en la búsqueda de rasgos comunes entre las diferentes tipografías.

Clasificación Vox

Ahora veremos la clasificación realizada por Vox y las características generales. Los ejemplos de cada una podemos verlos en la imagen de aquí arriba.

1. Romanas antiguas
1.1 Humanas

Tienen un eje de modulación inclinado, con una reminiscencia del escribir de la pluma en los remates. Las ascendentes suelen sobrepasar las mayúsculas.
Un ejemplo de esta tipografía es la Jenson.

1.2 Garaldas

Se llaman así en homenaje a Garamond y a Aldo Manucio. Son unos tipos que resultan más estilizados que los humanistas, aumentando el contraste entre finos y gruesos. Además el eje de modulación suele variar según el caracter. Un ejemplo de esta tipografía es la Garamond.

1.3 Reales o de transición

De este tipo encontramos aquellas que no resultan ni Garaldas ni las que veremos a continuación, las romanas modernas, sino una transición entre ellas. Se caracterizan por tender a tener un eje de modulación que tiende a la verticalidad y bases horizontales. Un ejemplo de esta tipografía es la Baskerville.

2. Romanas modernas o didonas

Tienen un contraste extremo entre gruesos y finos, de modulación muy vertical. En algunos casos podemos observar, además lágrimas en las terminaciones. Un ejemplo es la Didot, muy frecuente en las revistas de moda.

3. Mecanas o egipcias

Tienen poco o ningún contraste entre gruesos y finos. Los remates suelen ser del mismo grosor que el resto de caracter. Un ejemplo de esta es la Rockwell.

4. Palo seco, sin remates o sans serif

Son aquellas tipografías que no tienen remates:

4.1 Grotescas

Derivan de las egipcias pero sin remates. Se crean, en un principio, para rotulación y existe cierto contraste entre finos y gruesos. La particularidad de sus curvas es que son bastante cerradas. Se pueden distinguir bien porque la g tiene uña. Un ejemplo de estas tipografías es la Impact.

4.2 Neogrotescas

Son más tardías que las grotescas y por lo tanto se diferencian. Tienen un contraste menos marcado y la g no tiene ni uña ni ojal. Un ejemplo de esta tipografía es la Helvética.

4.3 Geométricas

Son la consecuencia de la creatividad de las vanguardias de principio de siglo. Se basan en estructuras geométricas. Un ejemplo de esta tipografía es la Futura.

4.4 Humanistas

Se basan en caracteres humanistas y garaldas. Las mayúsculas se asemejan a las mayúsculas romanas. Tienen el eje de modulación vertical. Las ascendentes son de igual o mayor altura que las mayúsculas. Un ejemplo de estas tipografías es la Gill Sans.

5. Incisas

Son aquellas cercanas a las lineales pero con un remate cóncavo y a trompetado. Suelen tener el ojo medio grande. Un ejemplo de esta tipografía es la Optima.

6. De rotulación, fantasía y otras

Son todas aquellas que tienen caracteres especiales y que no pueden estar por características dentro de las otras tipografías (como son las script, manuales, icónicas, etc…).

Y todo esto, ¿para qué?

Porque cada tipografía habla de una cosa diferente, las más clásicas aportan a aquellas soluciones gráficas que se realice con ellos seriedad y casi conservadurismo, mientras que otras de corte más moderno suelen inspierar frescura. Esto es una clasificación para que al final no nos quedemos en el “con serifa clásico, sin serifa moderno” porque realmente no es así, ya que una Didot aparece en las revistas de hoy en día de moda y nadie se atrevería a decir que inspiran algo clásico, sino tendencia y frescura, así como elegancia.

Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr

Entrada anterior
Siguiente entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *