Temas ¿No encuentras algo?

Suscríbete

Seleccione todas las formas en que le gustaría recibir noticias de LC3:

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

Usamos MailChimp como nuestra plataforma de comercialización. Al hacer clic a continuación para suscribirse, usted acepta que su información se transfiera a MailChimp para su procesamiento. Conozca más sobre las prácticas de privacidad de MailChimp aquí.

Arquitectura e interiores | Blog

La vivienda mínima

Ana Amelia Patiño Esteo | 27 de junio de 2016

La vivienda mínima podría ser definida como el espacio y servicios mínimos que necesita una persona para vivir.

Este concepto se ha utilizado en diferentes ámbitos, y aunque tiene algo que ver con las micro-casas o tiny houses de las que hablamos anteriormente, no son exactamente lo mismo. Las Tiny Houses, como pudimos ver, son un movimiento que pretendía estar más acorde con la naturaleza y con una forma de vida austera y deliberadamente sobria. Sin embargo la vivienda mínima es un tipo de vivienda en el que se encuentra lo necesario para una vida que cubra las necesidades básicas de la actividad humana, es decir: comer, dormir e higiene personal.

Dentro de estas viviendas, podríamos clasificarlas en tres grupos dependiendo de las necesidades a las que satisface y al origen que tuvo:

  1. Tiny Houses
  2. Vivienda mínima por optimización del espacio
  3. Vivienda mínima por situaciones desfavorables

Como de las Tiny Houses ya hablamos, vamos a pasar directamente al segundo punto: la vivienda mínima por optimización del espacio. Como todos sabemos uno de los grandes problemas que acontecen actualmente al primer mundo es el valor del suelo en determinadas zonas, por lo que la toma como concepto de vivienda mínima en estos sitios se ha tomado casi al pie de la letra por algunos arquitectos y diseñadores.

Un ejemplo de este caso es el cubo de 3 m³ diseñado por Jo Nagasaka, que aunque bien no está diseñado para producirse en masa y ser apilado en forma de grandes rascacielos, sí que trabaja este concepto de vivienda mínima.

Paco_design_4

Otras viviendas a tener en cuenta son las viviendas mínimas por situaciones desfavorables, es decir, mayormente para personas indigentes. Generalmente son viviendas diseñadas para no dormir a la intemperie, que ocupan poco espacio, pesan poco y se montan y desmontan fácilmente, son impermeables y fácilmente transportables.

Por este tipo de diseño también han apostado varios arquitectos y diseñadores en los que podemos encontrar diseños bastante adaptados a la situación y que solventan el problema de forma adecuada, como puede ser la Bubble Selter, por Thor Ter Kulve, en el que se intenta aprovechar al máximo todos los recursos que podemos encontrar en una ciudad, haciendo hincapié, sin duda, en el mobiliario urbano.

thor-ter-kulve-parkbench-bubble-designboom-051

Otro caso de este tipo de diseño se llamó Walking Shelter y fue realizado por el estudio Sibling que te permite tener tu resguardo siempre a un paso.

walkable-shelter-4

Finalmente hay algunos arquitectos que han utilizado este concepto para realizar trabajos en el que se unen los dos casos, la necesidad de la optimización del espacio y que además va destinado a personas que se encuentran en situaciones desfavorables. Es el caso de Unité d’habitation de Le Corbusier, que se realizó para albergar a todas aquellas familias que después de la segunda guerra mundial tuvieron problemas para encontrar su propia vivienda, o simplemente había que reconstruir, por lo que creó verdaderas ciudades verticales.

Por lo tanto podemos ver que la vivienda mínima es tan solo un concepto que se puede aplicar en la arquitectura o diseño de producto para solventar más fácilmente diferentes tipos de problema, y que, como veremos más adelante, es un cocepto que también se ha utilizado en la legislación para tratar problemas en la vivienda social.

Siguiente entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *