Blog |

Scribus, ¿una alternativa?

Ana Amelia Patiño Esteo | 14 de marzo de 2017

Scribus es un software libre para maquetación y diseño editorial. Con él podemos realizar trabajos de maquetación de libros, tanto físicos como electrónicos, y presentaciones dignas y cuya única pega sea la experiencia y el conocimiento que tengamos del manejo del programa.

Lo mencionamos en 5 programas que los diseñadores usan y su alternativa libre como una alternativa a Adobe Indesign.

Funciones

Scribus es un software que está pensado para la maquetación de diseño editorial, es decir, desde libros en su amplia extensión hasta revistas, pasando por pdfs (que van incluyendo funcionalidades interactivas).

Es una alternativa digna que se puede utilizar en un entorno profesional. De hecho es el software que utiliza LC3 para la realización de la maquetación de las memorias de los proyectos, así como encargos de diseño editorial y presentaciones con los clientes.

La enseñanza de Adobe

En la actualidad podemos encontrar en la inmensa mayoría de las escuelas de artes plásticas, así como en las escuelas de diseño españolas la predominancia del paquete de Adobe. No solo de Adobe, sino del software privativo (en la EASDAlicante, donde yo estudié Diseño de Interiores Autodesk y Adobe eran los reyes del baile, y por lo que conozco es también así en el resto de escuelas de diseño).

¿Y por qué deberían de enseñar otro software? ¿Por qué enseñar “esa alternativa mal hecha” si todo el mundo tiene la gran manzana de Adobe? Porque realmente deberían de aprenderse los conceptos, para poder luego trabajar con ellos, para que el software sea solo una herramienta más. Porque no es un software que se adapta, no es un software desarrollado para la comunidad, la cual puede aportar su granito de arena, sino que es la persona que se debe de adaptar al “pensamiento Adobe”. Una vez entras en esa dinámica es difícil salir de allí.

¿Es útil y factible su uso?

Lo cierto que Scribus no es el programa más utilizado del mundo, pero sí es bastante intuitivo, sobre todo si te inicias en el mundo del diseño editorial desde él, con los conceptos básicos y comienzas a maquetar con él. Es mucho más fácil si llegas sin haber pasado por otro programa, sobre todo y por el que todos hemos tenido que pasar gracias a las escuelas: Adobe Indesign.

Una cosa que se destaca de este programa es su estabilidad. Destaca negativamente, ya que también hay que comentar que no es excesivamente estable, igual que sus compañeros de batallas Inkscape y Gimp.

Lo cierto es que es bastante complicado que la estabilidad sea su punto fuerte, ya que no es fácil encontrar gente que siga su desarrollo. Probablemente sería mucho más fácil si contribuyésemos los usuarios, lo cual mejoraría si más gente lo utilizara. Es un círculo vicioso que se puede romper con un cambio de chip y un intento de realización hacia un camino común en el que la utilización del software libre sea algo a la orden del día en todos los ámbitos.

La verdad es que tras salir de la escuela yo decidí utilizar todos los softwares libres que pudiera en esta aventura y he de reconocer que no paro de recomendarlo, porque he notado la mejoría que ha tenido en las diferentes versiones que he vivido desde que lo uso como mi pan de cada día.

Y vosotros, ¿lo utilizáis? ¿Qué pensáis de su uso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *