Temas Busca lo que quieras

Blog | Diseño Gráfico

Una buena tarjeta de visita

| 05 de diciembre de 2018

Una tarjeta de visita es una de tus primeras cartas de presentación a tus clientes cuando te conocen físicamente. Otras veces hemos hablado sobre la importancia de una página web propia porque esta es una de las primeras impresiones que se lleva un posible cliente o colaborador si te conoce por internet.

Es una buena forma de hacer que alguien te recuerde y, en el caso de que el recuerdo que se haya forjado sobre ti sea positivo, que te pueda buscar.

Tarjeta de visita

Todos necesitamos una tarjeta de visita

Es por eso que todos necesitamos una tarjeta de visita. En el momento en el que alguien nos pide el contacto para poder volver a hablar con nosotros es un momento ideal para demostrar gráficamente cómo somos, poder dar a su yo del futuro una oportunidad de recordarnos como queramos.

La disposición de la tipografía, los colores, el tamaño y, por supuesto, la información dada son todo un conjunto que nos define y que da a ver cómo somos.

¿Qué buscas al entregar tu tarjeta?

Que te recuerden

Como ya hemos dicho una buena razón para entregar tu tarjeta de visita es que te recuerden. Exactamente como quieres, imprimiendo en el diseño los valores que definen a tu empresa o a ti.

De esa manera te aseguras de que aunque se distorsionara el recuerdo de ti mismo sería a tu favor y no en tu contra.

Que te vuelvan a contactar

Hacer un contacto de tu empresa es otra buena razón para tener una tarjeta de visita que refleje vuestra filosofía y vuestra forma de trabajar.

Una posible colaboración, un cliente o un buen proveedor es algo muy preciado a día de hoy.

¿Qué tipos de tarjetas existen?

A día de hoy podemos encontrar dos tipos de tarjetas de visita, las físicas, que son las que más se utilizan y las más conocidas, y las digitales:

Física

Son aquellas que podemos palpar, guardar en el bolsillo y sacar en el momento que necesitemos.

Papel

Son las que se manifiestan en papel o algún soporte basado en celulosa (como cartón). Probablemente sean las más comunes ya que son las más económicas (por normal general) y fáciles de conseguir.

El mercado y las diferentes imprentas a día de hoy ofrecen casi una infinidad de acabados que pueden no dejar indiferente a cualquiera (acabados metálicos, barnices, microperforaciones…).

Otros materiales

En cualquier caso hay otros materiales que se pueden utilizar para realizar tarjetas de visita, desde plásticos hasta telas o cemento.

Digital

Otro tipo de tarjeta que no debemos olvidar son las digitales. Aquí podemos englobar todos los formatos que puedan implicar un contacto y guardar información unipersonal o de contacto con una persona o empresa.

Probablemente el formato más conocido sea el vCard que se utiliza para adjuntar contactos en correos electrónicos, mensajería instantánea o compartir mediante un código QR.

Una buena tarjeta de visita

Por lo tanto sabemos que una de las formas esenciales de cuidar nuestra imagen de cara al cliente es tener en cuenta nuestra tarjeta de visita. Estas, al igual que el resto de elementos corporativos de nuestra empresa deben de bailar al unísono con una imagen corporativa coherente.

Si quieres ver cómo trabajamos en LC3 la imagen corporativa o necesitas que la revisemos juntos no dudes en escribirnos.

Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *