Temas ¿No encuentras algo?

Suscríbete

Seleccione todas las formas en que le gustaría recibir noticias de LC3:

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

Usamos MailChimp como nuestra plataforma de comercialización. Al hacer clic a continuación para suscribirse, usted acepta que su información se transfiera a MailChimp para su procesamiento. Conozca más sobre las prácticas de privacidad de MailChimp aquí.

Arquitectura e interiores | Blog

Vivienda obrera – Intro

Ana Amelia Patiño Esteo | 19 de septiembre de 2016

Cuando al inicio del blog derivé en las viviendas mínimas me topé con la duda de cuál sería la normativa en cuanto a cómo estaría regulado el espacio mínimo en las viviendas protegidas, ya que la tendencia natural y lógica hacia ellas es ocupar el mínimo espacio posible, utilizando la menor cantidad de recursos y abaratanto costes especialmente hasta el máximo. Para saber esto, además de simplemente consultar la normativa también me resultó interesante poder ver cuál fue su evolución, por lo que recabé bastante información que me resulta muy interesante y que quería compartir en este blog.

Para comenzar, me di cuenta de que no existen estudios generales sore la vivienda obrera de forma general, como sí ocurre en países vecinos europeos. Sin embargo esta falta estatal ha sido sustituída por el interés de geógrafos, arquitectos e historiadores, que han trabajado en conjnto para la realización de un estudio necesario para el entendimiento de la situación del sector. El único trabajo general con el que pude tratar viene de la mano de Tatjer del que he podido extraer la mayoría de las conclusiones que os voy a exponer en materia de los antecedentes.

Varillas

Toda la información sobre la que voy a tratar se puede dividir en tres grandes bloques: promotores, legislación y materiales.

De cara a los promotores hablaremos de quiénes han sido las entidades que principalmente han participado en la construcción de la vivienda obrera en España desde mediados del siglo XIX hasta nuestros días prácticamente. Hablaremos de la acción pública, las cooperativas, las empresas, los promotores privados, así como las entidades de crédito y la creación de las infraviviendas, es decir el barranquismo y la autoconstrucción. Aquí también haremos un pequeño alto para poder tratar el tema del paso de proletario a propietario, de cómo un grupo de personas que han sido arrendatarias se convierten en propietarios y cuándo.

Más adelante hablaremos sobre la legislación con la que se comenzó a tratar y a normalizar este tema, por qué es importante la normativa, cuáles son las restricciones que tiene y cuál ha sido su evolución. En este caso entraremos en materia (en la medida de lo posible, de las medidas mínimas y máximas, de la organización y de las instalaciones necesarias para cumplir una salubridad necesaria para los habitantes de las diferentes viviendas -factor que no siempre se ha cumplido-).

Finalmente trataremos los materiales y los elementos arquitectónicos predominantes en este tipo de construcciones. Recordemos que son viviendas baratas, en la mayoría de los casos rápidamente construidas, por lo que es lógico que reúnan unas características formales parecidas, y por lo tanto unas patologías similares.

Por lo tanto abordaremos una serie de características de la vivienda social o vivienda obrera que nos marcan una serie de pautas para lo que luego podremos concluir como el estado actual de la vivienda obrera. Casualmente he llegado hasta este tema porque nunca antes tuve la oportunidad de toparme con él, aunque no es un tema que se deba olvidar.

Entrada anterior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *